El discurso del Embajador de Rusia Vladimir Sprinchan, en la recepción del 4 de octubre de 2017

Estimados damas y caballeros, Excelentísimos Señores de misiones diplomáticos, colegas y amigos!

Como ustedes saben, hoy yo presenté al Excelentísimo señor Evo Morales Ayma, el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, los credenciales cuales el Presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, me acredita como su Embajador Extraordinario y Plenipotenciario. Por lo tanto, el motivo de esta reunión es mi presentación ante ustedes en esa calidad.
El objetivo principal que el Gobierno de la Federación de Rusia ha establecido ante mí durante el cumplimiento de mi misión en Bolivia, es el fortalecimiento de la cooperación mutuamente beneficiosa para nuestros países en todos ámbitos: economía, esfera humanitaria, ampliación de los vínculos entre los pueblos de la Federación de Rusia y el Estado Plurinacional de Bolivia.
Tradicionalmente, hoy en día las relaciones mutuamente beneficiosas y amistosas entre Rusia y Bolivia están en buen camino. Es el resultado de la voluntad política de nuestros Presidentes que durante la Cumbre en Teherán en el noviembre de 2015 han dado un impulso fuerte al desarrollo del todo complejo de las relaciones bilaterales. Además, los Presidentes de Rusia y de Bolivia negociaron en los años 2009, 2013, 2014. En nuestra opinión, es una dinámica muy buena del dialogo político.

Nuestros vínculos económicos poseen buenas potencialidades. Todas las posibilidades disponibles, así como aquellas que debemos aprovechar, fueron analizadas el pasado mes de mayo en la sesión de la Comisión Intergubernamental rusa-boliviana de cooperación económica. En la base de los acuerdos alcanzados en la sesión mencionada, la parte rusa ha preparado la hoja de ruta que se resignará próximamente a la parte boliviana.

Observamos que existen muy buenas perspectivas en el ámbito de energía, hay más interés mutuo en las esferas de petroquímica, agropecuaria, transporte y otros. Hay el interés recíproco en el desarrollo de los contactos en el ámbito del humanitario y la cultura. Los amigos bolivianos están interesados en preparar sus especialistas en las universidades rusas. Esta cooperación está desarrollando, se aumenta la cantidad de los estudiantes bolivianos en Rusia. Formamos las especialistas en profesiones tanto civiles como policiales, ante todo, en materia de la lucha con el terrorismo y el narcotráfico. Mencionaré aparte que se ampliará la capacitación de especialistas para la energía atómica.

Rusia y Bolivia tienen la identidad de posturas respecto a la mayoría de los problemas actuales de la agenda internacional. Nuestros países se pronuncian consecuentemente por una arquitectura policéntrica más justa y estable en la base del Derecho Internacional y la diversidad cultural y civilizatoria del mundo contemporáneo. Rusia y Bolivia son unánimes en su rechazo de los intentos de torpedear el proceso objetivo de estructuración de un orden mundial multipolar, de recurrir a medidas unilaterales e ilegítimas, incluido la intromisión en los asuntos internos, también con empleo de la fuerza armada.

Tenemos en gran estima la coordinación de nuestras acciones en los foros multilaterales, sobre todo en el Consejo de Seguridad de la ONU. En el periodo de la calidad de miembro no permanente de Bolivia en el Consejo de Seguridad de la ONU y en general durante muchos años La Paz apoya las iniciativas rusas que estudia la ONU. Se trata de cuestiones de la seguridad en el ámbito de la información, fortalecimiento de la confianza en el espacio cósmico, de cuestiones relacionadas con la inadmisibilidad de la glorificación del nazismo, la invitación a todos los Estados a asumir el compromiso a no ser los primeros en desplegar armas en el espacio cósmico, no recurrir a las formas ilegítimas de interacción en la arena internacional, no entrometerse en los asuntos internos de otros Estados, no atribuir extraterritorialidad a sus acciones nacionales y ni intentar reconocer los golpes de Estado como forma legítima de cambio de poder. Lo mismo que la mayoría de otros países, nosotros con Bolivia los apoyamos invariablemente.

Estimados invitados, les agradezco por su participación en la reunión amistosa de hoy con motivo del inicio de mi misión diplomática en Bolivia. Tengo la esperanza por su apoyo y su comprensión durante mi trabajo en este país precioso que acabo de empezar a conocerlo y ya estaba enamorado de su historia antigua, su naturaleza única, su pueblo hermoso, hospitalario y laborioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *